INFORME ODA

En nuestro último informe analizamos la imagen que se proyecta de las personas LGBTIQ+, racializadas y con discapacidad en las producciones audiovisuales patrias de 2020

MUJERES

Desde ODA celebramos que este año haya habido varias propuestas audiovisuales centradas en grupos de mujeres protagonistas. En 2020 en el cine, el porcentaje de mujeres en pantalla es superior al de hombres. No sucede lo mismo en las series, donde, a pesar de todo, su presencia es ligeramente mayor a la de 2019.

Precisamente en el caso de las series, aunque hay más representación LGBTIQ+, las mujeres del colectivo siguen estando infrarrepresentadas, excepto en el caso de las personas trans y bisexuales.

REPRESENTACIÓN LGBTIQ+

En general, la representación LGBTIQ+ ha crecido en porcentaje con respecto al año pasado (del 6.15% de 2019 al 8,1% este año). Sin embargo, en números absolutos se mantienen, ya que solo varía de 80 personajes el año pasado a 83 ahora.

Además, ese crecimiento se concentra sobre todo en solo 6 series y, si quitásemos Veneno del estudio, la representación caería hasta el 6,9%.

%

De los personajes LGBTIQ+ se concentran en 6 series

%

De los largometrajes pasan el test de Vito Russo

REPRESENTACIÓN LÉSBICA

En 2020 contamos con 22 personajes lésbicos. 19 de ellos aparecen en series, mientras que tan solo encontramos 3 mujeres lesbianas en las películas.

REPRESENTACIÓN GAY

Sigue siendo la identidad del colectivo que más se desarrolla y profundiza en comparación con el resto. Asimismo, los personajes gays son quienes más se ven atravesados por diferentes intersecciones identitarias.

REPRESENTACIÓN TRANS

2020 es un gran año para la representación trans gracias a la aparición de Veneno. En total contamos con 16 personajes trans, de los cuales 10 son de esta producción. 

Mientras que el año pasado solo teníamos un personaje trans interpretado por una persona trans, en 2020, de no ser por la serie de los Javis, todos los papeles volverían a estar interpretados por personas cisgénero. 

REPRESENTACIÓN BISEXUAL

De los personajes analizados, 24 son identificables como bisexuales, lo que equivale a un 2% del total de personajes y a un 29% de los LGBTIQ+. Siguen predominando las mujeres (17) frente a los hombres (7), además de que ellos aparecen con frecuencia bajo el estereotipo de ser autodestructivos, violentos y adictos.

REPRESENTACIÓN INTERSEX

Ninguno de los personajes analizados es de género no binario. Según GLAAD, en Estados Unidos ya llevan varios años emitiendo ficciones que incluyen personajes no binarios.

REPRESENTACIÓN NO BINARIA

Tampoco existen personajes asexuales, a pesar de que es una tendencia que se está asentando también en las producciones norteamericanas analizadas por GLAAD este año.

REPRESENTACIÓN ASEXUAL

No hay representación intersex ni en la televisión ni en el cine español, lo cual supone un reflejo de la completa invisibilización social que experimentan este grupo de personas.

PERSONAJES RACIALIZADOS

De todos los personajes analizados, sólo un 7,34% son racializados. El porcentaje ha decaído notablemente, pues el año pasado contábamos con una aparición del 8,2% en total. En series hay un 7,86% de presencia, pero en películas desciende al 5,8%. 

Pocas narrativas se centran en la integración social de personas racializadas en la sociedad española, ya que normalmente son personajes que no tienen mucha relevancia en las tramas principales y sus historias se ven opacadas por las narrativas de los protagonistas blancos. 

PERSONAJES CON DISCAPACIDAD

En el bloque de discapacidad elaborado en colaboración con el CERMI, vemos que la representación ronda apenas un 2,25% y que sigue siendo eminentemente blanca y cisheteronormativa. A su vez, predominan en la ficción sobre hospitales (como Madres, Amor y Vida), sus historias se circunscriben a las de sus familiares y están cargada de estereotipos.

recomendaciones

Desde ODA lanzamos algunas recomendaciones para conseguir unos imaginarios culturales más diversos e inclusivos

 

Aumentar el número de referentes LGBTIQ+ en las películas de ficción e incorporar personajes principales que pertenezcan al colectivo.

Contar en general con equipos más diversos y también crear ambientes laborales más inclusivos dentro de la industria audiovisual.

Contratar intérpretes de la comunidad LGBTIQ+ , racializades y con discapacidad para apostar por una inclusión más completa, sobre todo en aquellos colectivos en riesgo de exclusión social.

Apostar por personajes con distintos tipos de cuerpos, que reflejen la pluralidad de físicos existentes.